Triada, Los Tatuajes de la Mafia China.

Triada, Los Tatuajes de la Mafia China.

Triada, Los Tatuajes de la Mafia China.

Ya sabe uno que este tipo de organización es la que controla el movimiento de la droga y otras actividades criminales.

Se remonta su origen a la época del imperio Manchú, época de la dinastía Qing. Habiendo alguna gente que quería el retorno de la dinastía Ming, por lo que se cree que hubo unos monjes que crearon unas sociedades secretas para intentar presionar de forma política pero luego sus actividades se tornaron hacia otros caminos un poco distintos y con el tiempo se convirtiendo en estas organizaciones que han subsistido a lo largo de los años.

La existencia de las mismas no sólo se da en Hong Kong, China o Macao, sino también en países que cuenta con barrios chinos como: Estados Unidos, Australia, Canadá o Nueva Zelanda. Más concreto en Hong Kong, en la zona de Kowloon se concentraban algunas de ellas en la Ciudad Amurallada, pero que terminó desapareciendo.A parte del tráfico de drogas, blanqueo de dinero o prostitución entre sus actividades, han derivados en otras formas de obtener su financiación como con: copia de software pirata, fraude de tarjetas de crédito o concesiones de minibus. Todo vale para tirar para delante.Llama la atención cuando he visto algunos jóvenes y no tan jóvenes, con gran parte del cuerpo tatuado y algunos símbolos de dragones o parecidos, a uno le ronda por la cabeza: ¿serán miembros de alguna de estas bandas? si que es cierto que a nivel de las triadas, tiene su lenguaje en clave, símbolos o en este caso, tatuajes.

Las cicatrices son muy comunes en las bandas de Asia y se utilizan como tatuaje. La mafia china utiliza regularmente el uso de cigarrillos para dejar marcas en el cuerpo. En los hombres generalmente se encuentran en los brazos y manos; mientras que en el caso de las mujeres generalmente se encuentran en tobillos y pies. También se usan tatuajes como dragones, símbolos religiosos y mapas de países, pero actualmente se constata que éstos últimos, los jóvenes ya no se los hacen para evitar ser identificados.