La momia tatuada de Siberia

La momia tatuada de Siberia

La momia tatuada de Siberia

En lo alto de las montañas en Altái de Seberia, no lejos de la frontera entre Rusia y Mongolia, un equipo de investigadores encontró en 1993, el cuerpo momificado de una mujer joven, con la curiosidad que está totalmente tatuada, asemejándose notablemente con una persona “moderna”. Ahora, la princesa con tatuajes Ukok (como se la conoce, aunque también se le llama “La Dama de Hielo”), regresa a casa tras haberle realizado estudios en profundidad.

Tatuaje en el hombro de Ukok y su reconstrucción digital.

Sin embargo, la mujer de unos 25 años de edad, fue enterrada hace 2.500 años y probablemente perteneció a la tribu nómada Pazyryk, quienes habitaron la zona durante siglos. El cuerpo se mantuvo bien conservado gracias al frío, lo que permite que se puedan ver los tatuajes de animales y otras figuras que con toda probabilidad, sean las deidades de esta tribu.

Tatuajes de los guerreros encontrados junto a Ukok.

“Si comparamos los tatuajes encontrados en diferentes momias de todas partes del mundo, los que se aprecian en las momias de Pazyryk son las más complejas y bellas de todas”, comentó Natalia Polosmak, la investigadora principal del equipo de The Siberian Times. “Los tatuajes muestran un nivel artístico increíble”, añadió.La joven fue enterrada en una meseta a poca distancia de seis caballos y dos hombres, que posiblemente fuesen sus acompañantes espirituales en el más allá.Polosmak dijo que hay mayores ejemplos de tatuajes, como por ejemplo los de Otzi, el famoso “hombre de hielo” encontrado en los Alpes italianos y datado en el 3.300 a.C, que tenía algunas líneas cortas y paralelas en piernas y baja espalda, aunque no se han encontrado otros restos con una decoración corporal tan elaborada como la que presentan la princesa Ukok.En su hombro izquierdo, Ukok tiene una representación de un animal mítico fabuloso, un venado con pico de grifo y cuernos de cabrito. En su muñeca tiene un ciervo con una cornamenta muy bien elaborada, y este animal también lo tiene tatuado uno de los hombres encontrados cerca de la princesa, aunque a éste le cubre la mayor parte del lado derecho de su cuerpo. Los tatuajes fueron hechos probablemente, con tinta realizada a base de plantas quemadas, ricas en potasio. La piel fue traspasada con una aguja u otro objeto punzante, y frotada con una mezcla de hollín y grasa.

Deja un comentario