Un Estilo de Vida:

TATTOOSTONE

S

oy McCoy, el fundador de Tattoo Stone. Mi relación con el tatuaje viene desde mucho tiempo atrás, ya que mi familia tiene bastante relación con la Legión Española. Yo tenía 8 años en el año 73, cuando vi por primera vez tatuar en directo en un aniversario de la Legión. La verdad que el estudio improvisado parecía una cueva, estaba situado en el poblado a las afuera del cuartel. Era la época que en España se veían mal los tatuajes, yo crecí viéndolos como algo normal.

Tuve la suerte de vivir mi adolescencia en plena movida de los 80, dentro de la cultura o tribu urbana  Rockers, el cual estaba muy relacionado con el escaso mundo del tatuaje que había en aquella época. Cuando cumplí los 18 años, a principio de los 80, decidí tatuarme, pero los estudios de tatuajes que habían en esa época en Málaga y en Andalucía, eran ilegales y se podían contar con los dedos de una mano. Uno de los estudio, era un inglés que vivía en una furgoneta en Fuengirola, nada era desechable, las agujas la hervía en una cacerola, los tubos igual y los papeles manchado en tinta y sangre, los tiraba al suelo, al final del día barría, claro los que quedaban, por que la gente que visitaba el estudio se iba con los papeles en los zapatos pegados. En fin, yo lo vi, y decidí que me tocaría ni de coña y mira que había tatuado a muchos colegas míos, incluso a mi hermano. Decidí visitar al único tatuador que quedaba: un holandés que tatuaba en la segunda planta de un bar de guiris en Torremolinos; digamos que tenía un poco mas de higiene, pero tenia un perro Dálmata, que mientras te tatuaba estaba esperando que lo acariciaras, muy cariñoso y gracioso, pero joder, estaba echándote el aliento todo el rato en el tatu, tampoco lo vi claro.

Un amigo me dijo que si era tan escrupuloso, tendría que ir a tatuarme en Rota, donde sí había un estudio profesional, pero que no fuera a primero de mes por que se llenaba de militares Americanos de la base que recién cobrados querían tatuarse. El tatuador era un motero llamado Mao, (ahora una referencia en el mundo del tatuaje Español). Ni decir que cuando vi el trato y el estudio me tatué sin problema alguno. Ya ahí empecé a darle a la cabeza de cómo tenía que ser un estudio de tatuajes.

A final de los 80 me decidí montar una tienda de transformaciones de motos y venta de piezas cústom. llamada "Stone Motor". En esa época, los pocos estudios de tatuajes en España, estaban bastante relacionados con el mundo de las motos y tríbus urbanas. Eso hizo que tuviera mas relaciones con el mundo del tatuaje, para en un futuro montar mi estudio.

En el año 94 me decidí por fin a abrir mi primer estudio de Tatuajes, "Tattoo Stone", lo gestionaba a la vez de la tienda de transformaciones de motos. Decidí hacerlo en Marbella, posteriormente trasladé la tienda a Málaga, (al barrio del Palo) y luego donde estamos ahora: Avd. Carlos Haya. Doy gracias que nunca he tenido que cerrar ningún "Tattoo Stone", soló para los traslados, que siempre ha sido para mejorar las instalaciones.

Actualmente me encargo, (junto con Criss), de la gestión, organización , relaciones públicas y eliminación de tatuajes por láser de luz pulsada, técnica novedosa que ayuda a solucionar las limitaciones de tapados y arreglos.