Celebra su 103 cumpleaños con una juerga y un tatuaje

Celebra su 103 cumpleaños con una juerga y un tatuaje

Celebra su 103 cumpleaños con una juerga y un tatuaje.

Evelyn Kottman, una anciana estadounidense que celebró su 103 cumpleaños de fiesta loca en la Ciudad del Pecado  acompañada por uno de sus nietos. ¡Vamos ya! En estos momentos, me río mucho de los viajes que organiza el Imserso.

ancianatatoo3[1]

La señora Kottman, consciente de que ya no va a tener muchas más oportunidades de desfasar, hizo un buen número de locuras inesperadas para una mujer centenaria: se gastó la pasta en los casinos, se tomó unas copas, fumó unos cigarrillos, se hizo fotos rollogangsta, se pegó una panzada de cangrejo, su comida favorita…. Esto es, se dio unos cuantos caprichitos. Lo mejor de todo es que el broche para su noche de juerga loca fue hacerse un coqueto tatuaje en su brazo derecho. Con 103 años. Repito: con 103 años. ¡Para que luego digáis que los tatuajes duelen, nenazas! ¡Sólo le faltó casarse vestida de Marilyn o de Catwoman!

ancianatatoo[1]

Evelyn se tatuó un discreto corazón rojo  que su nieto se ha encargado de enseñar al mundo a través de Facebook, por si hay gente que no se lo cree. Que la mujer es atrevida, pero no tanto como para tatuarse medio brazo.

Por cierto que Evelyn tiene antecedentes como fiestera y transgresora. De hecho, a muy temprana edad, con apenas 9 añitos y con la colaboración de su hermano de seis, robó un Ford T para darse un viaje de placer. ¡Qué jefa!